La cabina telefónica inglesa: Te contamos su historia

La cabina telefónica inglesa: Te contamos su historia
5 (100%) 3 votes

Siempre que pensamos en cosas relacionadas con Inglaterra, se nos vienen a la cabeza elementos característicos que tenemos grabados en nuestras mentes como iconos visuales de dicha cultura. El Big Ben, los taxis con ese peculiar estilo antiguo, los autobuses de dos plantas y como no las cabinas telefónicas inglesas con esa forma y ese rojo tan característico.

Hoy vamos a contarte la historia que hay tras estas cabinas, el como llegaron a las calles y porque se mantienen hoy día sin haber variado su estilo.

Las cabinas inglesas de teléfono son un emblema del país

Somos muchos los amantes de otras culturas y siempre es un buen método aprender ingles de viaje. En el momento en el que decidimos viajar a Londres por primera vez, todos sabemos que hay algunas fotos que no podrán faltar en nuestro álbum a la vuelta. Entre ellas están las cabinas y su llamativo rojo con el que cada día miles de personas se fotografían extendiendo la relación que hay entre el país y el objeto. Estos espacios se encuentran distribuidos por todo el país sin distinción, pero como esta sucediendo en la mayor parte del planeta, su numero esta descendiendo paulatinamente debido al desuso que estás están sufriendo. Podrás encontrarlas en varias ciudades, pero especialmente las verás por todo Londres.

cabina de telefonos inglesa

Poco a poco se van perdiendo y las cabinas están quedando relegadas a cascos históricos donde son mas un aliciente cultural que una cabina para llamar por teléfono.

Tanta es la importancia que tienen para el país, que tienen la catalogación de patrimonio nacional y bien de interés cultural. Es por ello que encontramos un mayor numero de estás instaladas aun en el país que en el entorno de la zona euro. En ciudades como Nueva York, están siendo sustituidas por sistemas inteligentes WIFI, dando internet a las grandes avenidas de la ciudad.

Pero no te equivoques, las cabinas de teléfono inglesas no siembre fueron rojas. Es mas, no siempre tuvieron este diseño de forja que actualmente conocemos. Si viajamos en el tiempo hasta principio de 1910, nos encontramos con que la oficina General de Correos comenzó a trabajar e implantar el servicio telefónico en el país, usando los puntos que tenían para la recogida y envío de sus cartas. Por este motivo en muchas ocasiones junto a la cabina encontramos un punto de entrega postal.

En sus inicios, se encargó el diseño de estos Kioscos (que es el nombre que los británicos le dan a la famosas cabinas) a Sir Giles Gilbert Scott. Curiosamente este hombre en la presentación del primer modelo no uso el color rojo, si no el plateado, pero con el fin de que fueran mas llamativas el servicio postal británico decidió darles un tono que llamara mas la atención de las personas, pudiéndolas detectar desde una distancia mayor en las calles.

La cabina de teléfono que todos conocemos y hemos visto en Londres, es el modelo K2 y el K6, hay otros modelos en colores variados, pero las rojas conocidas y famosas son esas. No pienses que fueron pocas las instaladas, en la década de los 80 y 90 su uso estaba muy extendido en el país, tanto es así que se llegaron a las 75.000 unidades en funcionamiento.

¿Por que se instalaron cabinas telefónicas y no oficinas?

Esta es una duda que existe en muchos países. En España, por ejemplo hemos conocido las cabinas en la calle, pero en otros muchos países los servicios postales tenían lo que se conocía como oficina telefónica. Esta oficina era un lugar donde estaban colocados varios teléfonos de forma múltiple. Era un sistema caro ya que necesitaba de una persona trabajando en la oficina y por ello muchos países se decantaron por colocar estos espacios individuales en la calle dando lugar a los kioscos telefónicos.

Y tu, ¿Tienes una foto con este famoso elemento de la cultura británica? ¡Comenta!

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *